26 de junio de 2009

Un gran pintor sevillano y una historia de expoliación.



El pintor del barroco español Juan de Valdés Leal, nacido en Sevilla en 1622 y fallecido en la misma ciudad en 1690, llegó a ser coetáneo del gran pintor Bartolomé Esteban Murillo (Sevilla, 1617-1682). Realizaría Valdés Leal además, como Murillo, casi toda su obra en su ciudad, en Sevilla.

En 1673 pintó una serie de cuadros sobre la vida de San Ambrosio (Arzobispo de Milán durante los inicios del cristianismo, entre los años 340-397 en la antigua Roma) para el Palacio Arzobispal de Sevilla por encargo del entonces arzobispo Ambrosio Ignacio Spínola y Guzmán. Todos estos cuadros desaparecieron durante la guerra de la Independencia española, entre 1808 y 1814, cuando el mariscal napoleónico Soult convirtió el Palacio arzobispal en su Cuartel General.

Reaparecieron durante los años sesenta y ochenta del pasado siglo XX en el mercado del Arte algunos cuadros expoliados entonces. Otros, como La conversión y bautismo de San Agustín (primer cuadro situado en el ángulo superior izquierdo), siguen en algunos museos anglosajones como consecuencia de aquel expolio (Museo de Arte de San Louis, Missouri, EEUU). Los demás se encuentran en España, o en el Museo del Prado madrileño, o en el Museo de Bellas Artes de Sevilla. Por último una imagen fotográfica de la iglesia de San Andrés, de Sevilla, donde está enterrado el famoso pintor del barroco sevillano que fue Valdés Leal.

(Óleo La conversión y bautismo de San Agustín, San Luis, EEUU; Cuadro San Ambrosio absolviendo al emperador Teodosio, Museo del Prado, Madrid; Óleo El sacrificio de Isaac, 1658, Museo de Bellas Artes, Sevilla; Cuadro La liberación de San Pedro, Catedral de Sevilla; todas obras maestras del genial pintor sevillano Valdés Leal.)

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...