27 de septiembre de 2009

Un monasterio, un sueño, un terremoto y una historia.








El primero de noviembre de 1755 se produjo uno de los terremotos más fuertes de toda la historia europea. Sus efectos en Lisboa y en Portugal fueron devastadores, pero el radio de acción llegaría incluso a otras muchas poblaciones españolas. Una de ellas fue la portuaria Palos de la Frontera, en Huelva, desde donde salió en 1492 la expedición que España patrocinaría y un gran marino pilotaría en la Historia. Cerca de esa población onubense se encontraba entonces un pequeño monasterio franciscano que también sufrió el movimiento telúrico, y que quedaría prácticamente destruido a consecuencia del seísmo.

Años después, entre 1835 y 1845, se decretó en España la supresión de las órdenes religiosas y se obligaron a los franciscanos a abandonar el monasterio, dejando a éste además en el mayor de los desamparos posibles. A pesar de la poco fidedigna reconstrucción realizada años después por unos duques ilustrados, y el respaldo de algunos políticos decimonónicos sensibles a la Historia, sólo se pudo representar una falsa copia de lo que realmente llegó a ser ese monasterio. Hoy sólo los arcos de estilo mudéjar y color arcilloso pueden recordar, acaso, algo el antiguo edificio donde un hombre cargado de un sueño se refugiara de la falta de comprensión y apoyos. Sólo quedaría el símbolo..., posiblemente, no sea poco...

(Edificio del Monasterio de La Rábida, Huelva, España; Fotografía de un monumento a Cristóbal Colón; Murales, pintados recientemente, en homenaje al descubrimiento de América; Fotografía del claustro mudéjar; Fotografía del Refectorio, o comedor de frailes, donde también cenó Colón; Fotografía de la entrada y pequeña estancia en donde Colón deliberaba con el padre Marchena; Fotografía de la sala capitular o principal del monasterio.)

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...