27 de agosto de 2010

Un parecido físico, una mujer extraordinaria y un noble español.





En el verano del año 1934 contrajeron matrimonio en la ciudad de Palma de Mallorca (España) la norteamericana Natacha Rambova y el aristócrata español Álvaro de Urzaiz y Silva. Winifred Shaughnessy, verdadero nombre de Rambova, había sido la segunda esposa del entonces desaparecido y mítico actor de cine mudo Rodolfo Valentino. A principios de los años treinta, se marcharía a Europa para alejarse del asfixiante mundo social y del espectáculo norteamericanos. Nacida en Utah (EEUU) en 1897, Natacha Rambova cambiaría su verdadero nombre al conocer en Nueva York al famoso bailarín y actor de origen ruso Theodore Kosloff, con el cual comenzaría una tormentosa relación -a sus diecisiete años- y llegaría a participar en su compañía de Ballet Ruso. Más tarde, fue contratada por la productora de cine MGM en Los Ángeles y conocería a la gran actriz Alla Nazimova (1879-1945), con quien, al parecer, llegaría a mantener sus primeros flirteos bisexuales. Esta relación impulsaría su carrera de diseñadora artística, lo que supuso para Natacha Rambova un mayor acercamiento al incipiente mundo del cine.

Conoció en el año 1921 al actor Rodolfo Valentino (1895-1926) y acabaría así colaborando en el decorado art-decó de una de sus películas, Camille -una versión moderna de La Dama de las Camelias del escritor francés Alejandro Dumas hijo-. Natacha Rambova fue una apasionada del estilo Art Decó europeo, así que introduciría ella este estilo decorativo en casi todos sus trabajos de diseñadora artística, como se observa en la película Camille protagonizada por Valentino. Con la actriz Alla Nazimova participó en la película Salomé (1923) diseñando la escenografía y realizando hasta el propio guión cinematográfico, para lo cual utilizó el pseudónimo de Peter M. Winters. Acabaría casándose con Valentino en el año 1922, e influiría tanto en la carrera del famoso galán que las productoras acabaron obligándole a él por contrato no poder decidir nada sobre su trabajo. Esto, además de las desavenencias de la pareja, motivarían la separación de ambos a principios de 1926, pocos meses antes del fallecimiento de Valentino.

Tiempo después Natacha Rambova se marcharía a Nueva York para dedicarse a la alta moda abriendo en 1927 una tienda en la Quinta Avenida, y empezando por entonces su afición a lo esotérico, lo místico y la astrología. En 1934 se transladó a Europa, donde conocería al aristócrata y oficial de la Marina española Álvaro de Urzaiz y Silva, de gran parecido físico a Rodolfo Valentino y ocho años menor que ella. Urzaiz se enamoraría de la extraordinaria belleza y personalidad de Natacha. Se casaron en la Catedral mallorquina y vivieron en la isla balear durante algunos años, donde se dedicaron a decorar y transformar grandes residencias lujosas que ofrecían luego a la alta sociedad de entonces.

Al comienzo de la guerra civil española Rambova, que se identificaría con las ideas conservadoras de su esposo, tuvo, sin embargo, una especial actuación que demostraría su especial talante personal. El anterior gobernador civil republicano de la isla, Antonio Espina, cuya esposa era amiga de Natacha, había sido cesado y detenido en el verano de 1936. Como muchos otros detenidos políticos, acabarían siendo fusilados entonces irremediablemente, así que la esposa del ex-gobernador, una católica devota, buscaría con sus hijos refugio y protección en el obispo de Palma de Mallorca. Sin embargo, éste le negaría por entonces el asilo y auxilio que la señora Espina le solicitara. Natacha Rambova se presentaría un día, muy decidida, ante el obispo durante un oficio religioso en la Catedral de Palma, y, delante de todos, le preguntaría muy alterada a la cara: ¿cuándo piensa detener esta matanza? Poco tiempo después se fue alejando de Álvaro de Urzaiz, el cual habría sido además llamado para participar en misiones militares bélicas. En el año 1939, Natacha finalmente huiría a Francia por la frontera pirenaica, abandonando así a su noble y atractivo esposo español.

Álvaro de Urzaiz y Silva fue el segundo hijo de la condesa del Puerto, doña María de Silva y Carvajal-Vargas (1874-1962), la cual descendía del aristócrata y criollo americano don Fermín de Carvajal y Vargas (1722-1796). Este español fue descendiente del que fuera nombrado primer Correo Mayor de Indias en el año 1514 por el entonces rey Fernando V de España, don Lorenzo Galíndez de Carvajal (1472-1527). Dispusieron tanto éste como sus descendientes de la concesión exclusiva del tráfico de cartas y documentos enviados entre España y sus posesiones americanas durante casi 255 años. Esta exclusiva del correo de Indias fue disuelta definitivamente en el año 1768 por el rey español Carlos III, por lo cual el último Correo Mayor de Indias fue don Fermín de Carvajal y Vargas, también conde del Puerto y, además, Grande de España, el único criollo americano (español nacido en las Indias) que lo fuera.

Álvaro de Urzaiz participaría en algunas comisiones navales enviadas a la Alemania nazi y organizadas por el Estado Mayor de la Armada española durante los años 1941 y 1942. De este modo acabaría dirigiendo una para actualizar los conocimientos y el material militar naútico español. Solicitó a principios de los años cuarenta a Natacha la anulación religiosa de su matrimonio (cuando se casaron en 1934 sí había divorcio en España pero luego, en 1940, dejó de haberlo), ella sin embargo no se lo ofrecería hasta bastante tiempo después. Álvaro de Urzaiz mandaría en el verano de 1948 el buque-escuela de la Armada española Juan Sebastián Elcano, ahora en su duodécimo crucero náutico alrededor del mundo. Y se volvería a casar de nuevo, ya algo mayor, con una joven aristócrata española en 1956, años después de que Natacha accediese, por fin, a la anulación matrimonial. Fallecería Álvaro de Urzaiz en Madrid cinco años después víctima de un cáncer terrible. Natacha Rambova regresaría a los Estados Unidos y le sobreviviría hasta el año 1966, dedicándose desde entonces a otra de sus pasiones: la egiptología y el simbolismo. Al final de su azarosa vida, cuando ahora su grave enfermedad anoréxica no la dejase vivir, su corazón entonces, tan latido, vibrante y apasionado, la acabaría traicionando definitivamente.

(Imagen fotográfica de Natacha Rambova, 1921; Fotografía del matrimonio Valentino-Rambova, 1923; La actriz Alla Nazimova en un fotograma de la película Salomé, donde la interpretaba cuando tenía 44 años ya; Fotografía de Natacha Rambova en 1931, embarcada rumbo a Europa; Fotografía del capitán de fragata Álvaro de Urzaiz, en la comisión Urzaiz de 1942; Fotografía de la flota de lanzatorpederos LT alemanes, traídos a España por Álvaro de Urzaiz en 1942; Fotografía del buque-escuela español Juan Sebastián Elcano, del cual fue comandante Álvaro de Urzaiz en la travesía de 1948; Pintura de su antepasado y Correo Mayor de Indias, Fermín Francisco de Carvajal y Vargas, Museo Histórico Nacional de Chile, Santiago de Chile.)

4 comentarios:

Lula28 dijo...

Muy interesante este artículo. Estoy haciendo una investigación sobre Cala d'Or (Mallorca), donde vivió el matrimonio Urdaiz-Rambova y busco fotografías, ¿alguna sugerencia?

Arteparnasomanía dijo...

Hola Lula, me alegro de que te haya servido esta entrada. Reconozco que me fue muy difícil encontrar fotografías de la época de Mallorca del matrimonio Urdaiz-Rambova. Si encontrase alguna te lo haré saber. Mucha suerte. Saludos.

Joana dijo...

Desconozco si también vivieron en cala d'Or, pero se con seguridad que en un acta del ayuntamiento republicano de Calvià, con fecha de septiembre de 1933 consta una solicitud de Natacha Rambova
para construir un chalet en un solar de cala Fornells.

joana maria dijo...

Desconozco se También vivieron en cala d'Or. Lo cierto es que en un acta de septiembre de 1933 del Ayuntamiento de Calvià consta una solicitud de Natacha Rambova para construir un chalet en cala Fornells.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...