6 de octubre de 2010

Decisiones fatídicas de algunos personajes que cambiaron la Historia.



A lo largo de la Historia han existido individuos que, en algún momento de su vida, tomaron alguna decisión cuyas consecuencias fueron fatídicas y trascendentes para toda la Humanidad. Cambiaron el curso de la Historia, cambiaron la sociedad y crearon así nuevas oportunidades a unos, destrozando los sueños de otros... Transformaron la manera de convivir entre los pueblos, explosionando el equilibrio existente y volviendo a todos los seres más enfrentados y separados aún. 

Las elecciones que tomamos alguna vez en nuestras vidas repercutirán siempre. En ellas está el germen de lo que sucederá después. A veces la Historia se ha justificado por los filósofos  o los historiadores en el sentido de estar ya todo planificado, es decir determinado para que las cosas terminasen sucediendo como lo hicieron, y lo hicieran además de un modo muy particular, ése mismo que nunca sabremos si, de haberse producido otra causa, habría sido de otro modo diferente... Si todo esto es así, esos personajes fueron simples polichinelas manejados por la universal y misteriosa senda histórica de la vida. ¿Tuvo que suceder así? La cuestión no es baladí. La realidad es que lo que somos, lo que ahora tenemos y de la manera que ahora vivimos, es consecuencia directa de lo que esos mismos personajes -sólo un ejemplo aquí, en la enorme nómina de ellos- un día, en un momento determinado, en una ocasión única -¿libre?- que tuvieron para decidir, tomaron esa elección, esa acción, esa determinación o ese camino, y no otros... Y las consecuencias de todo ello, hoy por hoy, son lo que ahora somos y lo que ahora vivimos.

(Cuadro con la imagen del político romano Bruto (85 a.c- 42 a.c.), asesino de Julio César, cuyo crimen cambió radicalmente la Historia; Imagen de Judas Iscariote, apóstol traidor de Jesucristo, cuya acción motivó la condena y muerte de éste, y así la Resurreción en que se basa la fe del credo más importante del mundo; Imagen de un icono del emperador bizantino Justiniano I (483-565), líder del Sacro Imperio Romano de Oriente, por el cual el cristianismo fue oficializado como la única religión del imperio, prohibiendo todas las demás; Imagen del primer Califa del Islam Abu Bakr (573-634), que transformó una religión en un Estado teocrático, expansionista y conquistador; Cuadro del presbítero alemán Lutero (1483-1546), que enfrentó sangrientamente a los europeos con su Reforma religiosa, y cuyas consecuencias han durado cinco siglos; Retrato del almirante francés Charles de Villeneuve (1763-1806), el cual tomó la fatídica decisión de atacar imprudentemente a los ingleses en la trascendental Batalla de Trafalgar (1805), algo que radicalmente cambió la Historia del poder marítimo de España, la cual estaba en ese momento -fatídicamente- aliada con los franceses; Retrato de Napoleón Bonaparte (1769-1821), el cual ha sido el personaje fatídico que más ha cambiado la Historia contemporánea con sus decisiones; Retrato del rey español Fernando VII (1784-1833), representante máximo de ejecutor de decisiones más deplorables para un pueblo; Cuadro con la imagen del general mexicano Antonio López de Santa Anna (1794-1876), paradigma del gobernante desastroso que toma decisiones arbitrarias y fatídicas que repercutieron en toda su Nación y en la Historia; Retrato del presidente norteamericano William McKinley (1843-1901), mandatario americano que tomó la decisión de declarar la guerra injustamente a España, ocasionando consecuencias irreparables en este país y en toda la Historia; Cuadro con la imagen del general alemán Alfred Graf von Shlieffen (1833-1913), el cual ideó el Plan que lleva su apellido para atacar tanto a Francia como a Rusia en una acción combinada, murió antes de que el estado mayor alemán lo llevase a cabo en la Primera Guerra Mundial (1914-18), ocasionando el primer gran desastre bélico humanitario en la Historia; Imagen -del autor Andy Warhol- del político ruso Vladimir Lenin (1870-1924), personaje que con su firme decisión de crear el estado proletario contribuyó a enfrentar los pueblos y a justificar los peores crímenes que se hayan cometido por una ideología social; Imagen -del pintor alemán Helmut Herzfelde-, Adolph, el Superman, que representa al peor de los personajes históricos, cuyas inhumanas decisiones han transformado completamente la Humanidad.)

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...