17 de noviembre de 2011

Todo y Nada, o dos cosas abstractas que creeremos, a veces, necesitar por igual.



Escribir es algo más que expresar ideas o contar algo, es descubrir, sorprendentemente, cómo las palabras surgen de las manos provocadas ahora por la irresistible y misteriosa, sobre todo misteriosa, fuerza mental. Sencillamente, como casi todo, se siente la gana de hacerlo, no se sabe muy bien por qué. Vivir es semejante a escribir. Hacemos las cosas sin explicación aparente. Probablemente no haga falta, pero desconcierta a veces el poco o ningún sentido que tienen. La conducta humana es muy curiosa y provoca a menudo o la carcajada más airosa, o el silencio más atronador. Sin embargo, como casi siempre, nunca nos veremos a nosotros mismos, y ésto nos hará pensar ¿por qué nos suceden las cosas sin la claridad con que los otros las ven?


Nada es único ni inmejorable; sólo, a veces,
parece que una rosa florece perfecta,
con pétalos irrepetibles.
La vida se repite siempre, vulnerable,
lánguida y desmedida; vaporosa y seductora.
La pérdida es ganancia con el tiempo,
con la inevitable cadencia de las vueltas...
La inspiración, creación azarosa, sólo describe
partes de un completo epigrama inacabado.
La belleza se recrea en el momento;
el valor, en la impostura desagraviada;
el deseo, en la emoción involuntaria.
Pero nada permanece indescriptible, eximio,
ni doliente...
Todo se vuelve repetible, renacedor,
adolescente de nuevo.
Nada es único... ni inmejorable.


Tras de cada uno se va
creando todo;
orden y medida posibilitan
la creación,
y ésta se perfecciona sola,
sin reparos;
surge sin otra cosa
que a través de sí misma.
Así todo se construye, 
se enlaza y se sostiene;
deambulando partes de un todo
revelado.
Persistiendo por cada acoplamiento
decidido;
perviviendo por la necesidad
de ser creado.
Resulta a veces bendecido
o maldito,
dependiendo de los frutos
recogidos en su intento;
pero siempre es así todo, 
así vive...
Así se representa la maravillosa
estela de la creación.
Así se da cita, a un tiempo, 
el devenir de todo...

(Fotografía del Desierto del Sahara (Nada); Fotografía de una multitud en El Cairo (Todo), Egipto, 2011,)

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...