29 de mayo de 2010

La culpa, la penitencia y el Arte: del poeta Dante al pintor Giotto.



El gran poeta italiano Dante Alighieri (1265-1321) crearía una de las más grandes obras poéticas de la literatura universal, La Divina Comedia, y, posiblemente, de modo indirecto, promovería así una de las más bellas obras pictóricas en los inicios del grandioso Arte italiano. La osadía de Dante de contar por entonces las pesadumbres de los condenados a su infierno... con nombres y apellidos, llevaría a uno de ellos a tratar de redimirse ofreciendo ahora toda una muy decorada capilla a su Dios. El adinerado Enrico Scrovegni (1260-1336) había nacido en la ciudad italiana de Padua, y se había enriquecido, como su propio padre, por haber prestado dinero con altas tasas de interés. Arrepentido luego de ello, en el año 1303 mandaría construir en su ciudad natal una hermosa capilla en homenaje a Santa María de la Caridad. Con ello trataría de compensar tanto sus propios pecados como los de su literario padre, el famoso personaje involuntario Reginaldo Scrovegni. Este ciudadano de Padua fue uno de los usureros que el gran Dante Alighieri describe haber visto en el séptimo círculo del Infierno y lo retratará, poéticamente, en su obra La Divina Comedia (compuesta entre los años 1303-1315).

Pero más que el propio arte arquitectónico, la verdadera maravilla artística fue decorar durante los años 1303 a 1306 las paredes interiores de la capilla con unos maravillosos frescos. Esos frecos fueron pintados por uno de los más célebres creadores de la edad media, Giotto di Bordone (1267-1337). Este gran pintor medieval nos dejaría en esa capilla paduana una exquisita creación artística gracias a los remordimientos pecaminosos de Enrico Scrovegni y su familia. El pintor florentino revolucionaría además así la técnica de la pintura, pasando de los planos y arcaicos grabados bidimensionales bizantinos a una creación ahora mucho más natural, más humana y terrenal, casi tridimensional en su perspectiva..., y mucho más vitalista. Fue un gran precursor artístico de lo que, algo más de un siglo después, florecería dándose a llamar Renacimiento.

(Imagen del interior de la Capilla donde se observan parte de los 36 frescos pintados en todas sus paredes; Imagen fotográfica de la Capilla de la Arena -llamada así por estar construida en los terrenos de un antiguo circo romano-, también conocida como Capilla de los Scrovegni, Padua (Italia); Cinco ejemplos de motivos pintados por Giotto en la Capilla, representando la vida evangélica de Jesús (tres frescos), la Adoración de los Magos, donde se ve la estrella de Belén como un cometa (el cometa Halley, por lo cual se honra al propio Giotto en la Cosmografía científica, cometa que llegaría a ver el pintor en el año 1301); Otro fresco de la Capilla, donde el hijo arrepentido, Enrico Scrovegni, ofrece aquí la Capilla de la Arena a la Virgen María; Imagen del cuadro Dante y Beatriz, 1883, obra del pintor prerrafaelita Henry Holiday (1839-1927); Imagen de un grabado en madera, 1450, del artista Paolo Uccello (1397-1475), donde se aprecia tanto a éste artista como al gran pintor Giotto.)

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...