9 de agosto de 2009

El mito hispano de Bonaerges.



Hijo del Trueno (Bonaerges) llamaría Jesús de Nazaret a Santiago el Mayor. La Cristiandad en el siglo IX necesitaba de un mito para la Hispania ocupada en gran parte por el Islam. Un rey leonés y un obispo sólo acabaron promoviendo algo que el pueblo deseaba con ardor. La Europa cristiana ayudaría a cimentar un lugar sagrado y de peregrinaje, santuario que necesitaría tanto como la España incipiente, una nación que comenzaría a crearse, poco a poco, a golpe de espada, sangre y fe.

El Camino de Santiago que dirigía a ese enclave hispano situado en los confines del mundo conocido, fue un motivo de impulso sagrado para una religión, un hecho que marcaría además la cohesión cultural necesaria de lo que se dió en llamar luego mundo Occidental. Todo sirvió entonces, a fin de cuentas... Las huestes castellano-leonesas, catalano-aragonesas, navarras y portuguesas, acabarían reconquistando toda la península ibérica y expulsando a los sarracenos invasores. Esa misma península que un día de aquel aciago año 711 se acabaría perdiendo a manos de un emergente poder islámico, un imperio que, tan sólo cien años antes, habría comenzado ya una hégira -una lucha de conquista- que llegaría a durar desde entonces por más de 1200 años casi...

(Imágenes del apóstol Santiago el Mayor, Catedral de Santiago de Compostela, año 2009, Santiago, Galicia, España).

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...